Ventajas de la televisión por cables

La televisión por cable es hoy un servicio que está disponible en un gran número de hogares y que le gusta a personas de todas las edades. Esta señal, junto con su carga de entretenimiento, llega a nuestras casas por fibra óptica, por cable coaxial o por ambos, siendo el sistema mixto el más extendido porque la señal se distribuye primero por fibra y luego continúa por un cable coaxial desde la entrada hasta la casa. 

Dado que las redes de televisión existen desde la década de 1940, cuando Oregón inició su viaje, no se trata de un servicio nuevo. La televisión por satélite ha sido su principal rival durante años, pero es innegable que, a excepción de los lugares remotos, el cable está ganando la partida.

La principal ventaja es que la televisión por cable cuenta con una gran cantidad y variedad de canales disponibles, ya que uno de los grandes placeres es poder disfrutar del otoño con una manta en el sofá y saber que siempre hay algo en la televisión que nos intriga y entretiene. Además, su oferta es muy variada y suele satisfacer al espectador más exigente, tanto en directo como a la carta, lo que constituye una de sus mayores ventajas, gracias a los avances tecnológicos actuales.

Aparte, la calidad visual del cable es uno de los puntos más importantes a su favor. Este método es significativamente superior al satélite y mucho más estable, ya que las condiciones meteorológicas u orográficas no afectan a la calidad, que es constante e impecable en cualquier circunstancia.